De dónde salen las crisis

Ahora que la famosa crisis es noticia en todas partes, y todo el mundo habla de ella, nadie menciona porqué hay crisis.

La crisis no viene de que el precio del petróleo sea caro.
Ni de las hipotecas basura de Estados Unidos.
Tampoco viene de que el Euribor esté muy alto.
Ni de que el precio de los alimentos suba contínuamente.

La crisis viene de una falta de adaptación.

Cuando alguien encuentra una mina de oro sabe que puede explotarla hasta que el oro se acabe.

Con los negocios pasa lo mismo: puedes ganar mucho dinero explotando unas condiciones del mercado.

Si eres bueno, te habrás anticipado a la demana; pero nada te garantiza una demanda infinita de tus productos y servicios.

Las crisis vienen cuando cambian las condiciones en las que se basa tu negocio.

Te puedes encontrar con que la gente que buscaba tu producto ya te lo ha comprado, o que un exceso de demanda ha provocado un exceso de oferta, o símplemente que tu producto ha quedado obsoleto (como las PDAs y los MP3) por otro más bonito, moderno,o cómodo; o incluso ha cambiado el entorno político en el que te encuentras (como cuando cayó el muro de Berlín).

Donde hay una crisis hay alguien que, en vez de adaptarse al cambio, pensó que las cosas nunca iban a ser de otra manera.

Foto: Neil T