Ideas Contra la Crisis: Cobrar Rápido y Pagar Rápido

Una de las cosas que no entiendo del “sistema empresarial español” (por llamarlo de alguna manera) es la obsesión por utilizar a sus proveedores como bancos pagando a 90 (o 180) días.

En tiempos de bonanza económica, poder pagar a 90 días sin intereses (sin descuento, en realidad) te puede venir bien para crecer rápidamente sin necesidad de desembolsar tanto dinero.

Pero en tiempos de crisis, cuando todo el mundo intenta diferir los pagos lo más que puede, lo que se consigue es agravar la crisis haciendo que el dinero fluya cada vez más lentamente del que disfruta de un producto o servicio hacia los proveedores.

Idea para evitar la crisis: prohibir los cobros a 90 o más días. 30 días son muchos ¿no?.

Foto: javaturtle